Menú
Buscador de Prensa
Revista La Fragua
La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), intervenida por el Banco la Caja de Ahorros del...
prensa
Banco Popular acuerda la salida del 20% de su plantilla en España
11 Noviembre 2016
Así quiere resurgir Banco Popular
El ERE interminable de la banca
Banco Popular comunicó ayer a última hora de la tarde un preacuerdo con los representantes sindicales del grupo para reducir en un 20% su plantilla en España a un día de que expirara el mes de plazo de negociaciones. El primer ERE realizado por el banco prejubilará a 2.000 empleados desde los 55 años, ofrecerá excedencias a otros 200, e incentivos a las salidas voluntarias con indemnizaciones de 35 días para unas 300 personas.
Las 90 personas restantes podrían ser lo que el grupo considera «bajas vegetativas». El banco espera que el acuerdo sirva para ganar confianza en el mercado sobre su determinación para sobrevivir. En cinco años su cotización ha descendido desde un máximo de 18 euros a los 0,92 con que cerró ayer. Los inversores tienen en el punto de mira a la entidad, que ha caído un 66% en el año. Las ventas de acciones no han dejado de sucederse a la espera de novedades. Sus accionistas ven cómo el precio de la acción se sitúa por debajo del euro, incapaz de remontar. La capitalización asciende a 3.915 millones de euros, a gran distancia de otras entidades cotizadas como Bankinter o Banco Sabadell y en una suerte de fase previa a una nueva ronda de fusiones en el sector.
Aunque Popular no deja de insistir en su vocación de independencia, por ahora es uno de los principales candidatos a ser absorbido. Su valoración en Bolsa es crítica para los accionistas presentes en el consejo, muy castigados. El banco presidido por Ángel Ron está centrado ahora mismo en la reestructuración que pretende poner en funcionamiento desde enero. El primer gran capítulo de ese ajuste es redimensionar el banco con la salida de uno de cada cinco empleados. Las negociaciones se han cerrado antes de concluir el mes con una sensible rebaja en el número de salidas, que inicialmente era 2.900. Es el primer objetivo del plan de relanzamiento del banco alcanzado por Pedro Larena, que sustituyó el pasado mes de julio a Francisco Gómez en el puesto de consejero delegado. A la espera del acuerdo final, la reducción de personal afecta aproximadamente a un 20% de la plantilla y se centra fundamentalmente en la red de oficinas, cuyo número bajará en 302. Larena espera que, con un coste de 370 millones, el cierre de sucursales y los costes de personal generen ahorros anuales cerca de 200 millones de euros de ahorros. No obstante, la presión no cesa. Para los accionistas lo más importante ahora es conocer pasos concretos sobre la estrategia para limpiar el balance de la entidad de activos tóxicos. Larena quiere sacar adelante lo que denomina como proyecto Sunrise antes del primer trimestre del año que viene. Banco Popular es la entidad española que aún sufre en su balance un mayor impacto por créditos dudosos e inmuebles adjudicados.
Hasta el pasado mes de junio, sumaba 17.639 millones de euros en préstamos dudosos, con un volumen de adjudicados de 16.473 millones y un ratio de morosidad ampliada del 29,6%. Por este motivo, la puesta en marcha de una estrategia efectiva con la que deshacerse de estos activos y los costes que suponen es la vía principal para que los accionistas recuperen parte de lo perdido. Aunque inicialmente la entidad se proponía sacar a Bolsa una filial que agrupara activos inmobiliarios de todo tipo por valor de 6.000 millones de euros, el plan definitivo está pendiente de ser aprobado por CNMV y Banco de España. La idea es realizar la colocación en el mercado sin hacer una oferta a compradores, al entregárselas directamente a los accionistas del banco. No está claro como lo recibirán después de haber acudido en el último año a una ampliación de capital y ver esfumarse el dividendo para reforzar el capital del banco.
Avda. Juan Carlos I, 2
Santo Angel - (30151 - Murcia)

Telf: 965114748 /
Fax: NO

Síguenos en